Intersexualidad

« Back to Glossary Index

El trastorno o variaciones del desarrollo sexual (DSD) es un término clínico utilizado para referirse a hombres y a mujeres que presentan unas condiciones médicas determinadas relacionadas con el desarrollo sexual. No es una mezcla de características sexuales, ni un tercer sexo ni hermafroditismo, pues no es posible en humanos la producción simultánea de óvulos y espermatozoides.

Las personas pueden presentar variaciones cromosómicas raras como X, XXY, etc. También pueden presentar variaciones en la morfología genital como hiperplasia suprarrenal en mujeres XX, pueden tener diferencias en la producción de hormonas o, de forma muy infrecuente, pueden tener transtornos en el tejido gonadal.

La mayoría de las personas con estos trastornos tienen una diferenciación sexual primaria normal (ovarios vs testículos) y son inequivocamente mujeres y hombres, sin ninguna ambigüedad. Una alteración cromosómica como por ejemplo, XYY, o morfológica como, por ejemplo, la falta de útero, no invalida el sexo de la persona que la padece.

Muchas de las afecciones que desde el transactivismo se consideran intersexuales no son consideradas así por la mayoría de los médicos, como el síndrome de Klinefelter, el síndrome de Turner y la hiperplasia suprarrenal de aparición tardía. Estas condiciones no dan como resultado genitales ambiguos y, por lo tanto, no pueden considerarse intersexuales en ningún sentido clínicamente relevante.

Si bien todas las condiciones intersexuales pueden considerarse DSD, no todas las DSD son necesariamente condiciones intersexuales, que son aquellas en las que el sexo cromosómico es inconsistente con el sexo fenotípico, o en las que el fenotipo no es clasificable como masculino o femenino y que representan solo el 0.018% de los nacimientos, es decir, suponen menos de 2 de cada 10,000 personas.

La ideología transgenerista utiliza los trastornos del desarrollo sexual para negar la dicotomía de la sexualidad humana y presentarla como un continuo, convirtiendo la intersexualidad en un tercer sexo o en la justificación de un supuesto espectro, lo cual es profundamente anticientífico y una falta de respeto a las personas con DSD, a las que hay que ofrecer la atención médica que precisen y una aceptación de sus condiciones y diferencias.

Referencias:


« Volver al glosario