Relaciones Violentas

En DoFemCo hemos recibido esta carta que tenemos permiso para publicar, y añadimos la respuesta que hemos dado desde la perspectiva de orientación psicológica-feminista.


Carta recibida

Buenos días,

Os escribo este e-mail porque he visto que sois docentes feministas, tenéis información sobre violencia machista en vuestra web y ofrecéis un servicio de orientación. La verdad es que no sé muy bien a quién acudir, porque en el centro educativo no me dan respuesta…

 

Tengo una hija de 15 años,  que desde hace unos meses está saliendo con un chico. Desde que está con él tiene altibajos emocionales y me da la sensación de que no la trata bien. Algunas veces los he oído discutir por teléfono por temas de salir con amigas, la ropa que lleva, etc. No es que mi hija vista muy provocativa ni esté todo el día con las amigas, pero desde pequeña ha tenido un par de amigas que viven cerca y se llevan muy bien. 

Sé que el chico es celoso porque mi hija me lo ha dicho, e intuyo que ha dejado de hacer planes para que él no se sintiera mal, creo que a veces él la hace sentir mal aposta, cuando le habla mal de sus amigas o de la ropa que lleva…

 

Sinceramente, no me gusta este chico porque no veo a mi hija contenta. Ella me dice que sí y que les va bien, pero yo veo que no es como antes. No sé cómo proceder para que se aleje de él o marque los límites. También han bajado sus notas. Lo he comentado con el centro educativo pero me han dicho que lo único que ellos hacen son algunos talleres de formación y prevención de violencia y cuando les he preguntado por la programación de esos talleres, resulta que todos están enfocados a los problemas trans y no creo que eso ayude a mi hija a comprender su situación.

 

Muchas gracias por vuestra ayuda


Respuesta DoFemCo

Buenos días,

Muchas gracias por contactar con DoFemCo.

En primer lugar queremos decirte que los indicadores de violencia machista que observas en tu hija desde que sale con ese chico, son correctos y apuntan a un maltrato psicológico:

          Altibajos emocionales y actitud de descontento

–          Cambios en la personalidad

          Bajada de rendimiento escolar

          Dejar de hacer planes o de ver a las amigas

Y por parte del chico que sale con ella:

          Discusiones para intentar controlar su conducta

          Actitud celosa

          Criticar a sus amigas

          Criticar la ropa que se pone tu hija

 

¿Cómo proceder por tu parte ante esta situación?

Trata de hacer consciente a tu hija para que le ponga límites y en el caso de que él no los acepte, corte la relación. Habla con ella con sinceridad, desde tu propia experiencia y sin reproches y, sobre todo, escucha lo que tenga que decir. Tu hija ya no es una niña, es una adolescente y necesita comprender para aprender. Necesita sobre todo comprenderse a sí misma: ¿Por qué está en esa relación? ¿Qué es para ella una relación de pareja? ¿Qué futuro quiere tener?

Desde el papel de madre a veces es difícil que las hijas escuchen, por lo que te sugerimos que  busques aliadas que te ayuden a hacer consciente a tu hija de la situación en la que está. Esas aliadas pueden, muy bien, ser sus amigas de la infancia o alguna profesora en la que ella confíe.

El primer paso, es que reconozca que la relación en la que está la limita como persona en lugar de ayudarle a crecer y madurar. Y a continuación, que exija ser respetada por su pareja en sus decisiones, ropa o cualquier otra circunstancia y ese respeto que incluya a sus amigas.

Ten paciencia, este es un aprendizaje importante para tu hija que le puede servir para toda su vida afectiva, pero no es fácil reconocer que nos equivocamos y menos en la adolescencia. Si su estado emocional empeora le puedes aconsejar que asista a terapia psicológica o algún taller de prevención de violencia machista.

 

Somos conscientes de que la formación en prevención de violencia machista en los centros educativos es cada vez menor y que los temas que afectan a las niñas y mujeres, aunque somos el 52% de la población, están siendo desplazados y diluidos por las llamadas identidades de género que nada tienen que ver con los abusos que sufrimos las mujeres en las relaciones de pareja y fuera de ellas. Sería conveniente que trasladaras tu queja sobre la falta de talleres de ayuda para niñas y adolescentes a la dirección del centro. Tenemos que hacer conscientes a los centros educativos de que las mujeres estamos quedando desprotegidas con las nuevas leyes y normativas “trans” que priman intereses ajenos a la erradicación de la violencia machista.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *